El miedo escénico

Se define como miedo o fobia “la preocupación por un futuro que aún no ha pasado y que posiblemente no pasará”, Resulta fácil decir esta frase y estar de acuerdo con ella, pero, aun así, seguimos teniendo miedo.

El miedo: un antiguo viajero

El miedo ha sabido evolucionar con los pasos de los años, ya que en tiempos muy pretéritos era un mecanismo de defensa hacia los depredadores. Sin embargo, hoy día, en pleno siglo XXI, somos los seres humanos los que nos hemos convertido en nuestros propios depredadores. De ahí que se pueda decir que es el miedo el que controla nuestra vida: miedo a perder el trabajo, miedo a no ser aceptado, miedo a no tener dinero, etc. Por lo tanto, según es nuestro miedo, así reaccionamos a las cosas, aunque sepamos que se trata de algo irracional y absurdo.

¿Merece la pena preocuparse por algo que no va a pasar?

Curiosamente, una médica (de la que ahora mismo lamento no recordar su nombre) preguntó a sus pacientes antes de morir “¿qué harían con su vida si pudieran nacer de nuevo?”, y la mayoría de ellos respondieron lo mismo: “Arriesgarme más”. Lo cual quiere decir que el miedo no nos deja cumplir nuestros sueños por temor al fracaso.

El estudiante y su miedo

Con respecto a la guitarra, cuando un alumno me llega a clase y me tiene que ejecutar la lección, presiento que se pone muy nervioso al hacerlo, cosa que es normal puesto que yo también paso por ese tramo cada vez que me tengo que subir a un escenario. Por lo tanto, no encuentro otro antídoto para esto que aprender a convivir con el miedo, ya que siempre está ahí. Por eso mismo, a mí lo único que me funciona es cerrar los ojos mientras toco, olvidarme donde estoy y centrarme en que me guste lo que estoy haciendo. Esto quiere decir que para resolver este problema hay que evitar todas las situaciones que lo puedan desencadenar, aunque el caso que nos ocupa se deba más bien a un estado de ansiedad que se desplaza hacia una idea o situación relacionada con el conflicto original, que no es otra que la ejecución de algo ya conocido (de ahí que sea considerado como una respuesta primaria).

Anécdota

Una antigua profesora mía de colegio, que se convirtió en mi alumna de guitarra con el paso de los años, me decía que “se ponía nerviosa cuando tocaba delante de mí y que se le olvidaba todo”.  Ocasión que aproveché para decirle que lo mismo me ocurría a mí cuando me sacaba a la pizarra.

Con todo, estoy más de acuerdo con la frase del presidente norteamericano Roosevelt: “El miedo es un gran móvil para obligarnos a hacer cosas”.

                                                                                          Diciembre de 2020.   Antonio Dovao

Abrir chat