EL SONIDO DE MI GUITARRA

Desde mis comienzos en el mundo de la guitarra, éste ha sido un tema que he estudiado mucho. Pues, es una de las grandes facultades de mis ídolos.

Mis manos son pequeñas y mis dedos débiles y pequeños, comparado con esos grandes maestros de la guitarra flamenca. Es por eso, que mi  mayor preocupación, era como conseguir fuerza y potencia con las facultades que Dios me ha otorgado.

Todo esto que os voy a contar, lo explico más detallado en mi libro “El Vademécum del Guitarrista Flamenco”.

MÁS FUERZA

Para conseguir más fuerza en mis pequeños dedos, me fabrique pesas y anillos de plomo para que me costará mayor trabajo a la hora de tocar. Esto me ayudo, con unos resultados bastante notables.

MÁS RÁPIDO

Para mejorar la rapidez, me amarraba los dedos con una gomilla, esto es bastante efectivo y cogí  mucha soltura en poco tiempo.

Con todas estas técnicas, debemos de tener cuidado, a la hora de llevarlas a cabo, pues, puede producirnos una lesión, si no andamos con cuidado. No debemos forzar la mano y dejar de llevarlas a la práctica si notamos que nos produce dolor.

Una vez alcanzada una fuerza y velocidad adecuada, debemos de relajar la mano, pues ya los dedos habrán cogido la fuerza necesaria, para que con solo con pulsar, el sonido sea el adecuado.

CONSEJO:

En los curso online de la academia www.cursodeguitarraflamenca.com, explico muy bien cómo debemos de trabajar estos recursos y en que técnicas podemos mejorar con este sistema.

 

Para terminar he de decir, que unos de los guitarristas que más limpio le suena la guitarra es a Manolo Sanlúcar y sin embargo tiene los dedos más pequeños que he visto para ser guitarrista.

Por eso, no debemos preocuparnos de nuestras condiciones físicas, todos tenemos un límite y no debemos de compararnos con nadie, pues todos, nacemos con unas facultades para algo y lo mejor que podemos hacer es explotar esa facultad.