En ocasiones, mis alumnos me piden ejercicios para mejorar la técnica, ya sean ejercicos de arpegios, trémolos, picados, rasgueos, etc. Despues de muchos años estudiando la guitarra, te das cuenta que los estudios que están diseñado para tales cosas que están muy bien pero desgraciadamente, con el poco tiempo que tiene el alumno para practicar, se vuelven un poco pesados y no se ven avances hasta un periodo largo de tiempo.

¿Estudios si o Estudios no?

A menudo me pregunto, si es aconsejable practicar estos estudios creados por grandes maestros de la guitarra, yo he de decir que aunque he estudiado algunos son pocos los que sigo trabajando en la actualidad. Pues considero, que con el Método P.E.M.I, podemos paliar este déficit con menos tensión y menos trabajo.

Son muchos los alumnos que me lo han confirmado, pues muchos de ellos, tienen un trabajo que les deja poco tiempo para dedicarle a  la guitarra y a realizar estudios, pero si pueden realizar en determinado momento de su jornada laboral, los ejercicios correpondientes al método P.E.M.I.

¿ Sirven las Falsetas como estudios?

Para mí, esta opción es mucho mejor, pues motiva al alumno a poder tocar algo que tiene una música y lo convierte en algo más motivador. Los estudios son ejercicios pensados en mejorar la técnica, no la motivación. Por lo tanto, lo aconsejable es buscar falsetas que tenga una estructura parecida a la técnica en concreto, que se quiere mejorar. Es decir, si queremos trabajar la técnica del trémolo, en vez de utilizar un estudio desarrollado a mejorar esta técnica podemos coger cualquier falseta de trémolo que nos motive.

Cursos