Maderas de guitarra y la Humedad

Las maderas y el cambio climático 

En el anterior artículo del Rincón del Guitarrista flamenco, hable de los problemas de sonido de la guitarra, debido a los cambios del clima, en este artículo hablaré de los tipos de maderas y cómo le afecta los cambios de humedad. 

El ciprés: 

Es una madera como ya sabéis utilizada mucho en las guitarras flamencas, para los aros y el fondo. Es una madera que aguanta muy bien los cambios de humedad y no afecta mucho al sonido de la guitarra. Es de mis preferidas para la zona donde vivo, pues Huelva es una ciudad con unos cambios de clima muy pronunciados.

 Otra madera muy parecida es el arce, que tampoco se ven muy afectado por la humedad. 

El palosanto: 

Cuando menciono el palosanto o maderas oscuras, también me refiero a sus derivados o maderas parecidas como palorosa, cocobolo, nogal, mongoy, etc. Son maderas muy porosas y por lo general la humedad entra con facilidad en ellas y afecta mucho al sonido y la tensión de la guitarra, incluso pudiendo trastear las cuerdas en la época de más humedad. No son de mis preferidas por eso, aunque últimamente estoy tocando más con palosanto de Madagascar, pero se debe más a una cuestión de trabajo (Grabación de un disco), que de gusto, de todas maneras todos los grandes maestros de la guitarra flamenca han tenido tocando alguna vez con alguna. 

Pino y cedro. 

Son maderas utilizadas para las tapas de la guitarra, con sonido muy diferente. La humedad afecta a ambas por el igual, pues son muy porosas, aunque el cedro es más débil y puede dar la sensación de rajarse con facilidad, la verdad es que aguanta bien. 

Mi consejo naturalmente es tener varias guitarras de distintas maderas para poder tocar en cada tiempo con la guitarra conveniente al clima y no preocuparte en exceso por estos cambios pues son naturales e inevitables, aunque evidentemente esto no es posible para muchas personas y toca adaptarse a la situación de nuestra guitarra según la época del año en la que nos encontremos.

cursos