EL FIN DE UNA ETAPA

Esta semana en mi canal de You Tube, un suscriptor me proponía que hablara sobre las nuevas tendencias de la guitarra y hacia donde se dirige el flamenco que conocemos. Me decía que a él, no le gustan para nada los nuevos movimientos y modas que se están dado lugar en el flamenco.

Llevo mucho tiempo diciendo, que el flamenco que conocemos ya ha llegado a su fin, estamos ante un cambio de etapa, al igual que en otras épocas. Las peñas Flamencas, caldo de cultivo del flamenco, en la actualidad se están apagando, pues ya no hay afición para tantas actividades como nos ofrece la sociedad.

Nuestro tiempo es limitado y el que disponemos de ocio, lo tenemos que dividir para todo lo que nos ofrece la sociedad del bienestar y la información.

He comentado alguna vez, que las peñas pasaran a ser lo que fueron hace mucho tiempo, se convertirán en una reunión de amigos que se concentrarán a comer y aprovecharan para contratar a un cantaor y un guitarrista para su fiesta particular. De esta manera, reiniciamos el ciclo, de hecho ya se está dando, pues ya hay numerosas peñas que están tomando esto como ejemplo y pagan una cuota extra para realizar eventos con comida y cante.

¿ Qué pasará con la guitarra?

Siempre he dicho, que para mí, hay mucha diferencia cuando un guitarrista se ha criado y ha bebido del ambiente de una peña y cuando no, al tocar se lo noto, pues éste conoce muy bien los rituales del flamenco y gran parte del secreto del acompañamiento. Cuando todo esto llegue a su fin, el guitarrista tendrá que buscar otros medios para suplir esta carencia, si de verdad no quiere perder ese algo, que ni siquiera sé nombrarlo y tampoco puedo expresar con palabras, pero ahí está. Lo cierto es que el mejor flamenco que podría existir ya se fue y a mí personalmente he de decir, que me cogió de refilón.

Cortina de Humo.

Hoy en día, los jóvenes guitarristas están abrumados por cortinas de humo, y no saben diferenciar, porque no tienen con que comparar, todo está cortado con la misma tijera del virtuosismo. La complejidad del flamenco, viene de su sencillez y verdad, sin importar mucho si lo que se hace es difícil o fácil, lo cierto es, que cuando te cuestionas esto, es porque no te ha llegado al alma.

En conclusión

En un futuro, tendremos guitarristas forjados en conservatorios muy alejados de la disciplina de las peñas, tendremos guitarristas formados en academias, basados en el perfeccionismo y tendremos guitarristas formados en una habitación estudiando muchas horas, pero sin ninguna experiencia flamenca que contar a sus nietos, aun así, soy positivo y pienso que saldrá un nuevo movimiento o nuevas formas de suplir lo que estamos destinados a perder, por lo menos es lo que deseo.

CURSOS