El Carácter

  En muchas ocasiones, suelo escuchar que la guitarra flamenca está en su mejor momento, puede que así sea en ciertos aspectos, pero en otros, me temo que me preocupa un poco.

El otro día, con motivo del festival flamenco de Huelva, tuve la suerte de escuchar una conferencia del maestro Manolo Sanlúcar. Hoy no voy hablar de la conferencia, que me pareció genial, si no  de como un maestro, consigue sacar a una de las mejores generaciones de guitarristas  como son: (Vicente Amigo, Juan Carlos Romero, Niño de Pura, José Antonio Rodríguez, etc.)

A estos guitarristas, si los escucho por la radio y nadie me dice quién toca, al escuchar sus primeras notas los identifico al instante. Su carácter al tocar está muy personalizado, es decir, tienen una identidad propia. 

Es curioso, que habiendo salido del mismo maestro, Manolo Sanlúcar ha conseguido que estos guitarristas, no se parezcan en nada a él y que tengan cada uno un sello bien definido y personal.

Pues bien, esto no me ocurre con los guitarristas actuales, no sé si será mi capacidad auditiva o que a estos no los he escuchado tanto. Lo cierto es que noto falta de carácter.

La preocupación por la técnica y por querer ser diferente a todos los demás, hace que nos alejemos de lo que verdaderamente nos hace diferentes, que es ser uno mismo.

Creo que mi generación ha perdido la senda y necesita más que nunca un líder que les vuelva a motivar en busca de su personalidad.

Para mí, el flamenco tiene dos cosas muy importantes: una es su carácter y otra su identidad y esta última también está desapareciendo, pero de esto hablaremos la semana que viene.

Saludos.

Antonio Dovao

Cursos