CADA MAESTRILLO TIENE SU LIBRILLO

En ocasiones, me he encontrado alumnos un poco reacios a los cambios de maestro.

Excusas tales como: “Yo ya estaba acostumbrado a mi profesor”, “ahora tengo que empezar  a aprender otro tipo de técnicas, con otros  métodos de enseñanza”, etc.

La verdad es, que ese miedo que suele tener el alumno, viene engendrado por el mismo profesor. Pues éste, tiene miedo que el alumno pruebe algo que le venga mejor y lo abandone.

Herencia Flamenca

Mi caso, ha sido todo lo contrario, como mi padre fue mi primer mentor, en todo momento quería para mí lo mejor y no paraba de buscarme profesores diversos, para que mi aprendizaje fuese de lo más variado y motivador.

Siempre les digo a mis alumnos, que el mejor profesor, es aquel que hace ver a los alumnos cuáles son sus errores y enseñarle a ellos mismos como pueden solventarlo.  Cito una frase del libro del Vademécum del Guitarrista Flamenco: “El camino de la superación, comienza con la Humildad, si el maestro no consigue enseñar esto, el alumno está perdido”. Si no eres capaz de reconocer tus debilidades como vas a superarlas….

Todo es disciplina

La guitarra, puede asemejarse a cualquier deporte pues la técnica es completamente física, y el profesor o monitor, tiene que tener esa parte psicológica, que el deportista necesita para alcanzar el éxito.

Considero, que una buena enseñanza tiene que tener gran parte de psicología, pues la guitarra tiene muchos cambios de motivación, por su gran dificultad. Pero no debéis desesperar, todo lo que un hombre puede hacer, otro mejor o peor también puede hacerlo.

Si nos marcamos una disciplina de enseñanza y encontramos a ese maestro, que no le de miedo los cambios y le motive la enseñanza, nuestro aprendizaje está garantizado y será todo un éxito.

CURSOS